VIDEO: Cruzando el Golden Gate

En el capítulo anterior conocimos algunos de los rincones más emblemáticos de San Francisco como la cárcel de Alcatraz o el barrio chino. Esta vez nos centraremos en recorrer los bellos paisajes naturales y las zonas de ocio de la ciudad a ambos lados del famoso puente Golden Gate.

BAKER BEACH

Nos acercamos con el coche hasta uno de los lugares más bellos de California, o al menos a mi me lo parece por la icónica vista que desde aquí podemos apreciar del famoso puente Golden Gate. La playa conocida como Baker Beach mide alrededor de 1 kilómetro y es totalmente accesible tanto caminando como en vehículo privado ya que cuenta con aparcamiento además de otros servicios públicos como aseos.

Baker Beach

Baker Beach

Tenemos la suerte de visitarla en una época en el que no demasiada gente se acerca a tomar el sol pero, de todas formas, debemos saber que la sección norte de la playa se reserva para el público nudista.

Baker Beach

Baker Beach

El agua del mar está realmente fría y hay fuerte oleaje pero, ¿quién puede resistirse a sentir el océano Pacífico?

GOLDEN GATE

Entre Baker Beach y la ciudad de San Francisco se encuentra una de las construcciones hechas por el hombre más famosas de los Estados Unidos. Se trata del Golden Gate, un gigantesco puente colgante de color rojo inaugurado en el año 1937 sujeto por dos gigantescas torres de 227 metros de altura que permiten sujetar una pasarela con 6 carriles para vehículos, 2 para peatones y otros 2 para bicicletas.

Golden Gate

Golden Gate

Para cruzar el Golden Gate en vehículo particular, es necesario pagar previamente un peaje de forma electrónica facilitando la matrícula de nuestro coche. Es importante informarse antes en esta página web puesto que no es posible realizar pagos físicamente en la entrada al puente.

Instrucciones FasTrack del Golden Gate

Instrucciones FasTrack del Golden Gate

Si se dispone de tiempo, merece la pena cruzarlo caminando o en bicicleta porque se puede sentir algo especial al estar en medio de un escenario de película, tan sólo rodeados de agua y a 67 metros sobre el mar. Es casi imprescindible cruzarlo para llegar a otros lugares de interés como el pueblo de Sausalito o el bosque de Muir.

SAUSALITO

Justo al otro lado del Golden Gate, cruzando la bahía de San Francisco, se encuentra el pueblo de Sausalito. Es un lugar muy turístico y está siempre incluido en las guías de viajes de San Francisco por lo que hay gente a todas horas, pero aún así se puede disfrutar de un agradable paseo o deleitarse con algún plato típico de la zona.

Sausalito

Sausalito

MUIR WOODS

A unos 13 kilómetros de Sausalito podemos adentrarnos en plena naturaleza rodeándonos de secuoyas gigantes, árboles enormes de hasta 67 metros de altura.

Secuoya gigante

Secuoya gigante

El paisaje es espectacular ya que además el parque se divide en varias alturas y se pueden ver los árboles desde abajo y también desde arriba. No todos los caminos son accesibles a carros de bebé o sillas de ruedas pero están señalizados.

Es fácil llegar hasta allí en coche ya que está perfectamente señalizado y además cuenta con aparcamiento gratuito.

GODEN GATE PARK

Volviendo de nuevo a la ciudad de San Francisco, nos vamos a dar un paseo por el Golden Gate Park, un parque urbano que supera en tamaño al mismísimo Central Park de Nueva York, siendo éste un 20% más grande. En este precioso parque se pueden encontrar diversas zonas como el jardín de Té japonés, el jardín chino, el aquarium o incluso bisontes en cautividad.

Jardín del Té Japonés

Jardín del Té Japonés

El Golden Gate Park ocupa una extensión realmente enorme, concretamente 412 hectáreas, por lo que es casi imposible recorrerlo entero pero como mínimo se debe visitar alguno de los lagos ya que hay preciosas instantáneas. Es importante disponer de algún mapa del parque ya que, aunque es un rectángulo gigante, su interior parece un auténtico laberinto de caminos y carreteras.

Golden Gate Park

Golden Gate Park

FORT MASON

El Fort Mason es una zona tranquila junto al mar que en su día fue un punto clave para el envío de tropas durante la Segunda Guerra Mundial. Desde aquí se puede observar la bahía de San Francisco con los grandes buques y cruceros que van y vienen junto al famoso puente Golden Gate y la cárcel de Alcatraz creando imágenes que bien merecen aparecer en una bonita postal. Este no es un lugar imprescindible para visitar pero sí que es una preciosa zona para hacerse una idea de en qué tipo de ciudad nos adentramos. Además aquí se encuentra también el Museo Marítimo.

Fort Mason

Fort Mason

LOMBARD STREET

La calle Lombard se sitúa en la parte alta de San Francisco y es conocida por ser “la calle más sinuosa de Estados Unidos”. Cuenta con 8 curvas diferentes repletas de flores y plantas que crean una espectacular imagen tanto desde la parte de arriba, desde donde se divisa toda la ciudad, hasta la parte inferior, el lugar perfecto para sacar fotografías a Lombard Street.

Lombard Street

Lombard Street

La experiencia de conducir tu propio coche por una calle como ésta es algo único, especialmente cuando tu navegador GPS se vuelve loco. Aunque los carteles ya lo advierten, es necesario recordar que la calle es realmente estrecha por lo que será mejor que los conductores noveles lo prueben con algún año más de permiso de conducir a sus espaldas.

Lombard Street

Lombard Street

En la parte más alta se encuentra una de las paradas más famosas de los Cable Cars. Si no se dispone de vehículo propio, quizás lo más recomendable es acceder hasta aquí con los Cable Cars y después bajar caminando y tomando bonitas fotografías. Si alguien prefiere subir andando, que sepa que se encontrará pendientes de hasta 27º de inclinación.

Lombard Street

Lombard Street

FISHERMAN’S WHARF

Entre el Fort Mason y el Pier 39 se encuentra Fisherman’s Wharf, un área de ocio y gastronomía al que acuden cientos de turistas desde hace unos años. Tras una gran inversión propuesta por el Gobierno para revitalizar la zona, actualmente cuenta con restaurantes de todo tipo, tanto de franquicias internacionales como puestos callejeros en los que se sirve marisco fresco.

En uno de los pabellones del Fisherman’s Wharf se encuentra el Musée Mécanique, un museo gratuito en el que se puede jugar con máquinas y videojuegos de todos los tiempos.

Dando un paseo nocturno por esta parte de la ciudad es fácil cruzarse con coches de lujo, limusinas o animaciones callejeras.

Christian Córom

Christian Córom

Profesional de turismo, parques temáticos, espectáculos y ocio. Intento recorrer el mundo de la mano de todos aquellos que quieran acompañarme a través de mi cámara de video.

Quizás te interese...

4 respuestas

  1. Mauxi Leal dice:

    Qué ganas tengo de ir algún día a San Francisco! De hecho, uno de mis sueños viajeros es ir desde San Francisco hasta Seattle o Vancouver por la carretera de la costa. Me ha gustado mucho tu post, y en general, me gusta mucho el trabajo que estás haciendo tanto por escrito, como en tus vídeos. Por ello, me he atrevido a incluirte en mi lista de blogs de viajes merecedores del Premio Dardos. ¡Enhorabuena y gracias por compartir tus experiencias viajeras! :-)

    http://turiscurioseando.com/2015/01/turiscurioseando-liebster-award-y-premios-dardos/

    • Pues si ese es tu sueño, adelante. No conozco Seattle ni Vancouver aún, pero San Francisco es una de esas ciudades que te invaden por dentro desde que la pisas. Si tienes oportunidad, no la dejes escapar. Muchas gracias por el comentario y por la nominación.

  2. Brisa Marisol dice:

    good information :)

Escribe tu comentario para Christian Córom: