Tag

Aeroflot

Browsing

Aeroflot es una de esas aerolíneas temidas por unos y desconocidas por otros. Después de ser reticente a probarla en otras ocasiones, esta vez no he podido resistirme a la oferta de Barcelona-Tokio por 480€ ida y vuelta.

No voy a mentir: Después de comprar el billete, me puse nervioso pensando en si había hecho lo correcto. Empecé a leer todos los foros de viajeros por Internet para ver las opiniones y ponerme un poco más nervioso. Pero empecemos por las presentaciones. Aeroflot es la compañía nacional de Rusia, con multitud de vuelos por todo el mundo teniendo como base o trasbordo Moscú, obviamente. Lo mejor de la misma son los precios ya que siempre destacan por ser más baratos que los del resto de aerolíneas, especialmente en los vuelos de Europa a Asia. Un vuelo de España a Japón en pleno diciembre, ya con las festividades de Navidad, en la semana del puente de la Constitución española y reservándolo 7 días antes por ese precio es una ganga.

PRIMER VUELO: BARCELONA-MOSCÚ

Estoy ahora mismo escribiendo este artículo sentado en el primer avión, un Airbus A320 nuevo, similar a los que usan otras compañías como Vueling o Ryanair. Dicen que uno de los puntos por el que esta compañía tiene mala fama es precisamente porque hasta hace pocos años su flota estaba compuesta por viejas aeronaves rusas que imponían el miedo sólo con verlas. Sin embargo muchos de los aviones que tiene ahora Aeroflot son nuevos y casi iguales a los de las mejores aerolíneas.
Hasta ahora todo trascurre con normalidad. Las personas que atendían en el mostrador de facturación eran españolas, hasta el punto de que no hablaban ni ruso ni inglés. La comida ha sido extraña y algo sosa pero yo soy un fan declarado de probar comida de avión así que soy feliz con sólo ver una bandeja a bordo. Debo decir que hasta ahora todo el personal del avión me confunde con un ruso así que cada vez que me dicen algo tengo que responder: “In English, please”.

Por tanto, hasta ahora todo ha ido bien, en calidad estándar. Lo único que me pone nervioso es pensar que sólo tengo 2 horas para hacer el trasbordo en Moscú así que espero que todo vaya puntual. Vosotros tenéis la suerte de que en cuanto leáis el siguiente párrafo ya sabréis el final de la historia pero a mí aún me queda vivirla.

SEGUNDO VUELO: DE MOSCÚ A TOKIO

El trasbordo ha sido muy fácil, con un control de pasaportes y otro de seguridad pero todo muy bien indicado. Mi primer vuelo ha llegado adelantado así que me ha sobrado tiempo a pesar de que sólo tenía 2 horas. Los precios del Dutty Free eran muy similares a los de España y estaban en Euros.

Estoy ahora mismo en el segundo vuelo, en un avión Airbus A330 también nuevo. Mi táctica de reservar asiento en una fila de 2 y atrás del todo ha surtido efecto ya que nadie viaja conmigo y puedo usar ambos asientos. Gente de 1,83m como yo lo agradecemos.

Avión de Aeroflot

Al entrar en el avión nos han entregado un kit que incluye unas zapatillas para poder viajar descalzo, un antifaz para poder dormir sin que te moleste la luz, y algo que considero muy útil y que no todas las compañías aéreas entregan: dos pegatinas para poner en tu asiento e informar a la tripulación si quieres que te despierten para comer o no.

Kit de Aeroflot

El avión del vuelo Moscú-Tokio está genial. Cada asiento cuenta con su pantalla interactiva con decenas de películas; diría que es el avión que más películas ofrece de todos los que he visto. Incluso sagas completas de algunas películas y series. Lo mejor de todo es que hay un enchufe USB para cargar el móvil, uno de los detalles que más se agradecen hoy en día. También hay WiFi a bordo pero los precios son aún algo desorbitados. Hasta el momento nos han servido una cena muy decente que incluía, cómo no, ensaladilla rusa, bebidas ilimitadas, café y té.

Comida de Aeroflot

Hoy he probado una nueva técnica para intentar dormir que ha sido beber un vaso de vino y… al menos me ha servido para sonreír más.

El alcohol es gratuito e ilimitado excepto en algunas rutas concretas.

En definitiva, mi experiencia con Aeroflot ha sido positiva: Buenos aviones, explicaciones multilingües pregrabadas, asientos cómodos, pantallas personales, kit de bienvenida, puntuales en mi caso en los dos vuelos y con comida muy decente. Las auxiliares de vuelo no son la alegría de la huerta pero son mejores que lo que se puede encontrar a veces en compañías más caras como Iberia. Eso sí: Esperemos que no me pierdan la maleta.
Por el momento, despido este artículo a punto de aterrizar en el aeropuerto de Tokyo-Narita, mirando por la ventana y divisando un infinito manto de nubes por las que sólo sobresale el famoso Monte Fuji, el más alto de Japón. ¿Lo encontráis en la foto?

Vuelo de Aeroflot

* Añado este párrafo desde mi casa, ya de vuelta de Japón, y debo decir que la experiencia con Aeroflot fue buena tanto a la ida como a la vuelta. Los aviones fueron puntuales, la maleta llegó sin problemas y el trato fue correcto. Toda una sorpresa.